¿Sabes ya qué tipo de alopecia tienes?

 

La alopecia o calvicie es una enfermedad que produce la pérdida progresiva de densidad en el cuero cabelludo. En la mayoría de los casos, la alopecia es un proceso natural debido a causas genéticas que, si no se trata, suele terminar con la caída completa del cabello.

De hecho, la alopecia está presente en diferentes grados en más del 50% de los hombres y cerca del 30% de las mujeres. Por lo que se trata de una patología bastante frecuente.

Aun así, existen otras causas de la alopecia, como algunas enfermedades infecciosas, el consumo de algunos fármacos, el estrés o algunas lesiones.

Sea como sea, la alopecia no es solo un problema meramente estético. Esta suele influir negativamente en la calidad de vida de los afectados. Es por eso que muchos hombres y mujeres acuden a centros de trasplante capilar para revertir este proceso.

Existen muchos tipos de alopecia, por lo que el tratamiento será diferente para cada uno de ellos. Hoy, en el blog de Mónaco Hair Concept vamos a ayudarte a conocer qué tipo de alopecia padeces y a identificar qué tratamiento necesitas para recuperar tu cabellera. ¿Preparado?

 

Las alopecias cicatriciales

Este tipo de alopecia está causada por lesiones o malformaciones en la estructura folicular, impidiendo así el correcto funcionamiento de los folículos pilosos del cuero cabelludo.

Estos daños, que, pese a ser poco comunes, a menudo son irreparables, pueden deberse a distintas causas. Infecciones, tumores, agentes fisicoquímicos, enfermedades de la piel o afecciones hereditarias.

Sea cual sea su causa, no existen tratamientos capilares que puedan revertir la alopecia cicatricial. Aun así, si existen zonas no dañadas, sí que es posible realizar un implante capilar con técnica FUE o FUSS para repoblar algunas áreas del cuero cabelludo.

 

Las alopecias no cicatriciales

Pero te hemos prometido que hablaríamos de cómo revertir tu alopecia, ¿verdad? Entonces se acabó el hablar de los casos que no se pueden tratar. La mayoría son alopecias no cicatriciales, por lo que sí que tienen remedio. ¡Algunas incluso llegan a curarse por sí solas!

A diferencia de las cicatriciales, en las alopecias no cicatriciales incipientes, el folículo piloso no ha quedado destruido del todo, sino que simplemente no funciona correctamente. Es, por lo tanto, relativamente sencillo reactivarlo.

En casos avanzados, sin embargo, los folículos ya han perecido. No obstante, la zona no suele estar dañada, por lo que siempre es posible trasplantar folículos sanos para recuperar el cabello en las áreas despobladas.

Algunas causas habituales de alopecia no cicatricial son algunas lesiones leves provocadas por el uso de secadores de pelo, peines metálicos o ciertas enfermedades sistémicas o hereditarias.

También existe la alopecia difusa, producida por el estrés emocional, las fiebres o un parto. Asimismo, el abuso de algunos fármacos o drogas también puede causar calvicie. En ambos casos, la alopecia suele revertirse por sí sola cuando la situación mejora.

Pese a todo, la alopecia androgénica es la más común de todas, especialmente entre los hombres. Esta variante se debe a causas naturales y suele seguir un proceso predecible por el que pasan casi todos los hombres afectados. Es por eso que se utiliza la Escala Norwood para medir el grado de alopecia de muchos hombres e identificar el tratamiento más adecuado para ellos.

 

¿Y tú? ¿En qué grado de la Escala Norwood te encuentras?

 La Escala Norwood consta de 7 fases por las que pasan la mayoría de los hombres con alopecia antes de quedarse completamente calvos.

Así pues, en el Tipo 1, la calvicie es prácticamente nula y no suele requerirse ningún tratamiento. De todas formas, es aconsejable someterse a alguna terapia para prevenir la caída del cabello, especialmente en aquellas personas con antecedentes familiares de alopecia.

La calvicie comienza en el Tipo 2, cuando aparecen las primeras entradas y la densidad del cabello comienza a disminuir. Estos síntomas van haciéndose cada vez más evidentes a medida que el paciente avanza por los Tipos 3 y 4, dándose además una notable pérdida de cabello en la zona de la coronilla. Cabe destacar que, hasta el Tipo 4, todavía es posible revertir lo alopecia con tratamientos como el PRP Capilar o la Mesoterapia Capilar, ambas con resultados extraordinarios.

Ya en el Tipo 5 de la Escala Norwood, el cabello que separa los claros de la coronilla de la región frontotemporal comienza a desaparecer. Por su parte, en el Tipo 6, estas dos áreas terminan de unirse y la calvicie comienza a expandirse hacia los laterales. Y, finalmente, en el Tipo 7, la alopecia es total y tan solo queda algo de cabello en la nuca y los laterales. A partir del tipo 5, los tratamientos para revertir la alopecia ya no tienen resultados satisfactorios, por lo que lo mejor es optar por el trasplante capilar con técnica FUE o FUSS.

 

Ven a Mónaco Hair Concept

¿Sigues teniendo dudas sobre qué tipo de alopecia padeces? Pues ven a Mónaco Hair Concept. Te atenderemos de forma personalizada, te daremos un diagnóstico y te recomendaremos la mejor forma de recuperar tu cabellera.

Somos la mejor clínica de cirugía capilar de Barcelona. Contamos con un equipo médico muy cualificado y altamente especializado, por lo que somos capaces de llevar a cabo todos nuestros tratamientos y trasplantes capilares con total garantía.

Pero todo esto no sería posible sin la presencia de nuestro Director Médico, el Doctor Vincenzo Monaco, una auténtica eminencia en el sector reconocida a nivel internacional. Él te atenderá y dirigirá la cirugía de primera mano para asegurarte un resultado inmejorable. Además, somos especialistas en calvicie de mujer.

Llámanos al 696 213 725 y pídenos una cita. También puedes visitar nuestra página web para descubrir todos nuestros servicios. ¡Y no olvides seguirnos en Facebook e Instagram!

Abrir chat
¿Cómo puedo ayudarte?
Powered by