CIRUGÍA FACIAL

ESPECIALISTAS EN CIRUGÍA PLÁSTICA Y REPARADORA Solicita Visita Gratuita

CIRUGÍA FACIAL

ESPECIALISTAS EN CIRUGÍA PLÁSTICA Y REPARADORA Solicita Visita Gratuita

Cirugía de los párpados o Blefaroplastia

La caída de los párpados superiores y las bolsas de los inferiores pueden hacer que parezcamos mayores y más cansados de lo que somos en realidad, pudiendo incluso interferir en la visión en algunos casos.

La blefaroplastia corrige estas patologías mediante la extracción de la grasa y el exceso de piel y músculo de los párpados superiores e inferiores. De este modo, se consigue rejuvenecer y dotar de vitalidad al rostro.

¿Quién es el candidato ideal para someterse a una blefaroplastia?

El candidato ideal para este tipo de intervención es aquel que posee un estado general de salud bueno, tiene estabilidad psicológica y es realista en sus expectativas. Los más habituales son los pacientes de 35 años o más, aunque también pueden tratarse personas más jóvenes.

Es importante saber que la blefaroplastia no va a conseguir que nos parezcamos a otra persona o que los demás nos traten de forma distinta, pero sí que logrará una mejoría de su apariencia y su confianza en sí mismo.

Planificando la cirugía

Antes de la operación se llevará a cabo una consulta previa en que se evaluarán la visión, la producción de lágrimas y el estado general de salud del paciente.

El cirujano plástico dará instrucciones específicas para preparar la cirugía. Se deberán cumplir rigurosamente las indicaciones del médico para que la cirugía pueda desarrollarse en condiciones óptimas.

Cirugía de la nariz o Rinoplastia

La rinoplastia permite moldear la forma de la nariz. Se puede disminuir o aumentar su tamaño, cambiar la forma de la punta o del dorso, estrechar los orificios o cambiar el ángulo respecto el labio superior, así como corregir traumatismos y problemas congénitos o respiratorios.

¿Quién es el candidato ideal para someterse a una rinoplastia?

La mayoría de cirujanos recomiendan no realizar una rinoplastia hasta después de dar el “estirón”.

Para someterse a esta intervención, lo ideal es que el paciente posea un buen estado de salud, sea psicológicamente estable y, sobre todo, sea realista en sus expectativas. La rinoplastia logrará una mejoría en la apariencia del rostro, pero no una perfección absoluta.

¿Cómo se realiza la cirugía?

La operación consiste en separar la piel de la nariz, esculpir el hueso y el cartílago con la forma deseada y colocar de nuevo la piel en su sitio. Esta intervención suele realizarse desde dentro de la nariz, aunque en los casos más complejos puede llevarse a cabo una rinoplastia abierta.

En general, la intervención se ejecuta en quirófano y dura alrededor de una hora, aunque en casos complejos puede llevar más tiempo. En algunas ocasiones, puede que paciente deba pasar la noche en la clínica tras la cirugía.

¿Cómo voy a estar los días posteriores a la operación?

Al terminar la intervención, se coloca un yeso u otro material similar para mantener la nueva forma de la nariz. Además, se taponan ambos orificios durante 48 horas para evitar el sangrado y estabilizar el tabique.

Una semana después de la operación, se retirará el yeso y al cabo de dos semanas la hinchazón y la mayoría de hematomas habrán desaparecido, ya pudiendo realizar vida normal, salvo algunas actividades específicas que deben evitarse.

Cirugía de las orejas u Otoplastia

La otoplastia se emplea para reposicionar las orejas prominentes o “en asa” a una posición más natural o para disminuir el tamaño de las orejas grandes.

¿Quién es el candidato ideal para someterse a una otoplastia?

Esta cirugía puede realizarse a partir de los 4 años, edad en que las orejas ya han crecido casi completamente. La mayoría de pacientes son niños de entre 4 y 14 años, aunque los adultos también pueden someterse a esta intervención.

Es importante tener en cuenta que la otoplastia logra una mejoría en el aspecto de las orejas, pero no la perfección absoluta. Es por eso que hay que ser realista y confiar en el cirujano plástico, quien se encargará de obtener un resultado lo más natural posible.

¿Cómo se realiza la cirugía?

Lo más habitual es exponer el cartílago auricular para luego esculpirlo y doblarlo hacia atrás. En algunos casos, se extirpará también una parte del cartílago para obtener un resultado más natural. Normalmente se intervienen las dos orejas para lograr una mejor simetría.

La intervención completa no suele durar más de 2 horas. En función del tipo de anestesia utilizada, el paciente deberá permanecer una noche en el hospital tras la intervención.

¿Cómo voy a estar los días posteriores a la operación?

Al terminar la intervención, tan solo se coloca un vendaje alrededor de la cabeza. Al cabo de unos días, este se cambia por uno más ligero que se asemeja a una cinta de pelo.

Lo más probable es que el paciente se encuentre bien y solamente duelan ligeramente las orejas durante unos días. En general, se puede volver a hacer vida normal al cabo de una semana. Tan solo se deberán evitar actividades en que las orejas puedan doblarse.

Lifting facial o Ritidectomia

A medida que envejecemos, aparecen surcos profundos entre la nariz y la boca, las mejillas caen y surgen grasa y arrugas alrededor del cuello.

Se trata de un proceso natural que ninguna cirugía puede detener. Sin embargo, el lifting facial puede revertir los signos más visibles de la edad, tensando los músculos, eliminando el exceso de grasa y redistribuyendo la piel de la cara y el cuello.

¿Quién es el candidato ideal para someterse a un lifting facial?

Los pacientes ideales son aquellas personas a quienes se les comienza a “caer” la cara y el cuello, pero cuya piel aun conserva cierta elasticidad.

Habitualmente, los pacientes que se someten a un lifting facial se encuentran en la franja de edad de entre 40 y 60 años, aunque esta intervención también puede resultar exitosa hasta los 80 años.

Preparando la cirugía

En primer lugar, se realizará una consulta previa con el cirujano plástico para evaluar la piel y las estructuras óseas de la cara y valorar el estado de salud del paciente. Es importante informar al médico en caso de fumar o tomar alguna medicación.

El cirujano dará instrucciones específicas para ayudar al paciente a preparar la intervención. Se deberán cumplir las indicaciones del médico para que la cirugía pueda llevarse a cabo en unas condiciones óptimas, disminuyendo así el riesgo de que surjan complicaciones.

¿Cómo se realiza la cirugía?

En general, se realizan incisiones en distintas partes de la cara, se separa la piel de la grasa y los músculos, se extirpa o liposucciona la grasa, se tensan los músculos, se estira la piel y finalmente se extirpa la piel sobrante.

El proceso se realiza en quirófano y suele durar entre 3 y 5 horas, aunque puede extenderse más si va asociado a otras intervenciones. Probablemente, el paciente deberá permanecer en la clínica la noche después de realizarse la operación.

¿Cómo voy a estar los días posteriores a la operación?

Al terminar la cirugía, suele colocarse un pequeño tubo detrás de las orejas para drenar el líquido que pueda acumularse. También se acostumbra a aplicar un vendaje ligero. Ambos se retirarán al cabo de unos días.

Aunque se encuentre bien, el paciente tendrá que hacer reposo durante una semana. También tendrá que tener cuidado con la cara y el pelo, ya que estarán especialmente sensibles.

CIRUGÍA FACIAL

LA GARANTÍA DE ESTAR EN LAS MEJORES MANOS Solicita Visita Gratuita

¡Contacta con nosotros!

Financiación 100% - Diagnóstico y Asesoramiento Gratuitos.
Solicita Información sin compromiso.

.